El otoño y la salamandra

El otoño y la salamandra

Lo que está pasando es que la clorofila está regresando a sus cuarteles de invierno, que son las raíces…

Así comienza el minidocumental de 90 segundos con el que saludamos anoche al otoño en el cierre de Naturaleza de cada martes en “La Noche en 24 horas” del Canal 24 horas de TVE, y hoy en AQUAE TV.

Creo que ya os he comentado cuánto me está gustando realizar este trabajo, que es como un suspiro en imágenes, pero que a mí me sabe a gloria ilustrar y locutar con mis palabras…

Y aquí os dejo el texto por escrito para el otoño y la salamandra:

Lo que está pasando es que la clorofila está regresando a sus cuarteles de invierno,
que son las raíces,
desenmascarando los pigmentos rojizos, amarillos y ocres que ya estaban en la hoja pero que, con tanto verdor, no veíamos.

Mañana, en todo el mundo, durará el día 12 horas, igual que la noche, con la entrada, en el hemisferio Norte, del equinoccio de otoño, la estación preferida de la salamandra.

Es tan sedentaria que casi no se mueve del sitio pero, aún siendo nuestro anfibio más terrestre, se desplaza en otoño para parir en los arroyos.

Le encanta caminar sobre las hojas secas
mojadas, como un cartón, por la lluvia.

Los ojos parecen lunas nuevas, y en la piel, sobre un fondo muy negro, tiene el amarillo de las hojas de las choperas
cayendo con la luz de los días.

Mónica Fernández-Aceytuno
Locución emitida en “La Noche en 24 horas”
Canal 24 horas de TVE el martes, 22-9-2015

Buen otoño a todos,

Mónica

Otoño / Gonzalo del Río

Otoño / Gonzalo del Río

Setas rojas como manzanas sobre las virutas de la madera / Aceytuno

Setas rojas como manzanas sobre las virutas de la madera / Aceytuno

Bosque de Otoño / Fundación AQUAE

Bosque de Otoño / Fundación AQUAE

Ginkgo / Aceytuno

Ginkgo / Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito
Hay 1 comentario en este artículo
  1. Joaquín en 1:58 pm

    Siento no haberlo leído hasta hoy. Nunca había pensado en la huída otoñal de la clorofila hacia las raíces. Gracias, Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *