Vecero y cadañego

Vecero y cadañego

Los árboles, hay que soñarlos. Y si se sueñan, y un día mueren, no hay que dejar de soñar que no han muerto.

Así es como termina el artículo “El año de la bellota” con el que acabo de ilustrar la definición de vecería, y donde escribo de cuántas bellotas hubo en 2002 por la ausencia de heladas tardías, porque llovió en primavera y porque granizó poco sobre los encinares…leer más.

También he definido, gracias a Enrique Torres, vecero y cadañego.

Quejigar / Aceytuno

Quejigar / Aceytuno

Castaño cadañego con los erizos aún verdes bajo la lluvia / Aceytuno

Castaño cadañego con los erizos aún verdes bajo la lluvia / Aceytuno

Niebla en la dehesa de Fregenal de la Sierra / Juan Carlos Delgado Expósito

Niebla en la dehesa de Fregenal de la Sierra / Juan Carlos Delgado Expósito

Agalla de quejigo que alberga una diminuta avispa gallarita dormida, ejemplo de parasitismo estabilizado/ Aceytuno

Agalla de quejigo que alberga una diminuta avispa gallarita dormida, ejemplo de parasitismo estabilizado/ Aceytuno

Bellotas de encina con la cúpula poco antes de caer/ Aceytuno

Bellotas de encina con la cúpula poco antes de caer/ Aceytuno

Arrendajo plantador involuntario de bellotas/ Aceytuno

Arrendajo plantador involuntario de bellotas/ Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *