negrillo.

m. Ulmus minor. También se denomina negrillo a Cirsium arvense, Populus nigra y Prunus avium var. avium

Como las vías de un tren que van trazando paralelas con el
río, así se distribuyen de manera natural los árboles de galería
en el soto de las riberas; pero no de cualquier manera
sino en un orden que se corresponde con la querencia por
el agua de sus raíces. Por eso las alisedas están, no ya sólo
en la mismísima orilla, tocando el agua que pasa, sino que
durante las riadas quedan al descubierto, al aire, sin tierra,
esas raíces del aliso que recuerdan a un entramado de tuberías,
rojas como cerezas. Los olmos negrillos, en cambio,
también aman el agua, pero de una manera menos apasionada,
más discreta, menos expuesta, en una segunda fila
que corre paralela a la aliseda porque el negrillo no bebe
directamente del agua del río, sino de sus despensas en las
capas freáticas más profundas, como profundo es su amor
por el agua, que ama sin verla pasar, y a la que lanza sus
semillas volanderas, que llaman “pan y pez”, por su forma;
pero también, quizás, quién sabe, porque flotan las semillas
del negrillo sobre el río hacia el mar, que es el agua de
todas las aguas.

Mónica Fernández-Aceytuno
“El viaje del agua”
Fundación Aquae


Nombres vernáculos del táxon Ulmus minor Mill.

Castellano: álamo, negrillo, olmo.

Catalán: almudella, augudella, olm, om, om comú, om negre, omissa, omisser, orm, rugat.

Euskera: zumar hostotxikia.

Gallego: lamagueiro, ulmeiro.

Portugués: álamo, lomegueiro, mosqueiro, negrilho, ulmeiro.

Castroviejo, S. (coord. gen.). 1986-2012. Flora iberica 1-8, 10-15, 17-18, 21. Real Jardín Botánico, CSIC, Madrid.

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *