Donde da la vuelta el aire, por Carlos Bernier

Donde da la vuelta el aire, por Carlos Bernier

Despues de largos días de frentes atlánticos paró la lluvia, cesó el viento sur constante y entró por la ciudad niebla y frio.

Hoy anocheciendo he ido con el perro hasta un montecito a 10 minutos de casa a mirar la estación para medir el aire, porque me he dado cuenta en seguida del cambio, aunque frío, hay un NE agradable, parece de otra estación del año, el ambiente está claro y diáfano y huele el aire limpísimo, el panel electrónico decía :calidad del aire excelente, ozono 31,2, dioxido de carbono 1,2 u /m3..

Pero también los grajos desparecieron y oí el autillo en algun punto, además, quizás sea casualidad, esta semana leí en periódicos locales que aparecieron crías de mochuelo por sitios distintos.

El cuarto creciente da un poco de inquietud  a la noche, regresando se me vino al pensamiento algo para describir este cambio, algo (bueno), aunque sea por dos días, ha pasado climatológicamente en algún lugar y se me vino el título de novela de Torrente Ballester “Donde da la vuelta el aire”.

El que suele curiosear y enredar en la tierra , fija la vista y anda ligero; a lo lejos se oyen clarísimos los ladridos de los perros de las fincas. Así están los días en Galicia.

Saludos,

Carlos Bernier

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *