El vivero

El vivero

Como la hora del recreo, esa es la sensación que tengo cuando paseo por el vivero Borrazás.

Me escapo de vez en cuando, aunque solo sea para mirar, o para preguntar si tienen rosales trepadores de sombra, o aquella buganvilla sanderiana que es de brácteas de un violeta muy oscuro y que ahora es tan difícil de encontrar.

Suelo ir por la mañana, entre el sol y la lluvia, que es cuando el vivero está más bonito, con sus caminos de piedrecitas de una limpieza asombrosa, teniendo en cuenta que todo a su alrededor son plantas queriendo volar de sus macetas.

Estaba por aquí Paco, y ahora Teresa, de quienes siempre aprendo algo.

El agua va por debajo del nivel de la tierra porque llega desde manantiales que avanzan como los topos bajo el suelo.

No os puedo explicar la sensación que tengo cuando paseo por aquí.

Hay muchos días que no me llevo nada y sin embargo salgo con la impresión ¡de haberme llevado tanto!

Las flores son los sueños de las raíces, y yo aquí, sencillamente, sueño.

Un fuerte abrazo para todos,

Mónica

Fresias / Aceytuno / Las tengo en mi casa, al lado de la cocina, plantadas hace más de veinte años, y no dejan de salir cada primavera / Aceytuno/ Esa constancia de las flores, aunque cada año sean otras, como en una carrera de relevos, me asombra.

Fresias / Aceytuno / Las tengo en mi casa, al lado de la cocina, plantadas hace más de veinte años, y no dejan de salir cada primavera. Esa constancia de las flores, aunque cada año sean otras, como en una carrera de relevos, me asombra.

Erica hiemalis / Aceytuno / Esos brezos que salen, rojos, fucsias, rosas, en los montes  tras los incendios / Aceytuno

Erica hiemalis / Aceytuno / Esos brezos que salen, rojos, fucsias, rosas, en los montes tras los incendios.

Nephrolepsis cordata / Helecho espada / Esa manera en la que se despliega como un cayado, como una espiral que se abre igual que una serpentina.

Nephrolepsis cordata / Helecho espada / Esa manera en la que se despliega como un cayado, como una espiral que se abre igual que una serpentina.

Lithodora difusa / Carrasquilla azul / aquí en maceta pero que he visto tanto por los caminos, silvestre, sobre todo entre las piedras de los terraplenes, como si buscara su calor al sol y para crecer el abrigo de una pared de piedra Aceytuno

Lithodora difusa / Carrasquilla azul / aquí en maceta pero que he visto tanto por los caminos, silvestre, sobre todo entre las piedras de los terraplenes, como si buscara su calor al sol y para crecer al abrigo de una pared de piedra.

Brote de helecho  arborescente  que parece traído de otra Era del tiempo/ Aceytuno

Brote de helecho arborescente que parece traído de otra Era del tiempo/ Aceytuno

Vista del vivero / Aceytuno

Vista del vivero / Aceytuno

Rododendro como los que había en la casa de la cascada de F.Lloyd W./ AceytunoAceytuno

Rododendro como los que había en la casa de la cascada de F.Lloyd W./ Aceytuno

Las piedrecitas del camino, sin una sola hierba, lo cual tiene su mérito habiendo tanta planta queriendo volar de sus macetas a la tierra / Aceytuno

Las piedrecitas del camino, sin una sola hierba, lo cual tiene su mérito habiendo tanta planta queriendo volar de sus macetas a la tierra / Aceytuno

Varas del arce Arce palmatum, de una variedad japonesa, casi más bonito sin hojas, para que se vean los tallos rojos como cerezas / Aceytuno

Varas del arce, Acer palmatum, de una variedad japonesa, casi más bonito sin hojas, para que se vean los tallos rojos como cerezas. / Aceytuno

El bosque alrededor con su nube verde de yemas abiertas / Aceytuno

El bosque alrededor con su nube verde de yemas abiertas / Aceytuno

Vista desde el vivero / Aceytuno

Vista desde el vivero / Aceytuno

Agua de la acequia / Aceytuno

Agua de la acequia / Aceytuno

Vista desde el vivero Borrazás / Aceytuno

Vista desde el vivero Borrazás / Aceytuno

Magnolia stellata / Aceytuno / En las ramas se abren como estrellas

Magnolia stellata / Aceytuno / En las ramas se abren como estrellas

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito
Hay 2 comentarios para este artículo
  1. Begoña en 8:22 pm

    Maravillosas metáforas que hacen de cada rama un poema; de cada fotografía un álbum de miradas y de cada flor… estrellas.
    Siempre es un placer y una paz luminosa leerla en la naturaleza de los días, Mónica.
    Muchas gracias, B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *