Pessoa

En Oporto el tiempo se hizo para ser perdido con las personas. Es la única ciudad donde he visto un robledal en el centro, y…

Wenceslao Fernández Flórez

Un infinito anaranjado es Wolwedans. Pero no un infinito vacío, sino lleno de ondulaciones, círculos, rastros, formas que tienes que discernir para darte cuenta de…

Anónimo

Iba buscando un regalo cuando entré en una tienda efímera. Quedaban los tristes adornos de la Navidad cuando se ha ido, bolas rojas polvorientas, ramas…

Dante Alighieri

Hoy pasé la noche en blanco escribiendo. Me dormí pensando en lo que escribiría al día siguiente, pero mis propias palabras no me dejaban dormir…

Truman Capote

El cuervo de Truman Capote se llamaba Lola. Lo capturó Graziella, una italiana que hacía las labores domésticas en la casa que tenía Capote en…

Humdbolt

Me encantaría saber a quién le presté el libro de “Cosmos” de Humboldt. Es de esos regalos que se convierten en pérdida porque además no…

Miguel Delibes II

“A Valladolid, mi ciudad”, es la dedicatoria de Miguel Delibes en “El Hereje”. Puedes ir leyendo el libro por las fachadas de la ciudad donde…

Gide II

Queridos lectores: una catarata de luz caía de los nubarrones sobre los campos de la meseta. ¡Qué cerca están el gris y el azul en…

Unamuno

Leyendo medio tumbado con los zapatos en la cama sale Unamuno. La foto, anuncia la exposición que termina el 20 septiembre: “Yo, Unamuno” en el…
Página 4 de 437