welwitschia.

f. Nombre que recibe en honor al explorador y botánico Friedich Welwitsch (1806-1872) una de las plantas más asombrosas de la Tierra, capaz de beber del rocío nocturno del desierto, en la más absoluta soledad, no sólo por la ausencia de otras plantas a su alrededor, sino por el tiempo al que pertenece, al ser capaz de vivir de mil a dos mil años, con sus dos únicas y grandes hojas de crecimiento muy lento como si el tiempo pasara de otra manera para esta antiquísima planta. Tiene aspecto de fanerógama pero es tan gimnosperma como los pinos, a los que recuerda por sus piñas de las flores femeninas que se deshacen en semillas como si fueran piñones, y porque también son especies dioicas, separados en la misma especie macho y hembra, pero unidos en el caso de la welwitschia por una chinche amarilla con puntos negros (Odontopus sexpunctatus) que lleva a cabo la polinización. Se da la welwitschia a ras de suelo, que es desierto africano puro, endémica de Angola y de Namibia, sin otro verdor alrededor, con las hojas grandes rastreras y deshilvanadas, envejecidas y grisáceas por los bordes, discretas y humildes, como si temieran perder el agua y la vida por elevarse un poco, aún siendo una planta maravillosa: Welwitschia mirabilis es su nombre científico.

Welwitschia mirabilis / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Welwitschia mirabilis / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno


welwistchia-mirabilis-inforescencia-masculina-cerca

Piña de la Welwitschia mirabilis tierna y ya madura al fondo con las semillas / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Piña de la Welwitschia mirabilis tierna y ya madura al fondo con las semillas / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Primer plano de las flores masculinas con polen de la weltwitschia / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Primer plano de las flores masculinas con polen de la weltwitschia / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Plano general de Welwitschia mirabilis, pie masculino / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Plano general de Welwitschia mirabilis, pie masculino / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Soledad de la Welwitschia mirabilis / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Soledad de la Welwitschia mirabilis / Namibia, diciembre 2016 / Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *