Puesta de sepia

Puesta de sepia

Al apretar esta suerte de uvas con los dedos, lo que sale es una diminuta y perfecta sepia, con un poco de agua marina. La sorpresa, no es menor que si una noche, al hacer la cena, rompemos un huevo y resulta que lo que sale es un pollo, piando, pues la sepia está viva, allí, en su cáscara negra…LA VIDA TRANQUILA…LEER MÁS

Mónica Fernández-Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito
Hay 1 comentario en este artículo
  1. Pingback: laurel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *