Renacuajos

Renacuajos

Estoy contentísima porque me han puesto, al lado de mi casa, el mejor escaparate que podía tener: un charco de agua clara lleno de renacuajos.

No os podéis imaginar la ilusión que me hace poder seguir su crecimiento, desde tan cerca, a solo cincuenta metros por el camino que va hacia los campos de hierba, donde, sobre las hondonadas que dejó al pasar un tractor, y por rebosar el agua de una fuente, se ha creado un micromundo que podré observar cada día tras el cristal del agua.

Pero es que además, hay dos especies distintas, cada una en su charco independiente, y de las que ya sospecho qué podrían ser, pero prefiero ir viendo cómo evolucionan, aunque ya se les nota lo diferentes que son, incluso en las huellas que dejan en el limo del fondo del charco, ya que unos renacuajos son negros y esbeltos, y, en otro charco próximo, hay otros más pardos y más gordos y numerosos, propensos a esconderse en el fondo, al ver mi sombra, dejando una suerte de dunas del desierto, bajo el agua.

Como si asistiera al principio de algo, me siento ahora mismo.

¡Qué privilegio!

¡Ya os iré contando!

Un fuerte abrazo para todos,

Mónica

Aspecto del charco nº1 con un fondo, creado por los propios renacuajos, con forma de huevera de cartón, o de dunas del desierto bajo el agua / Aceytuno

Aspecto del charco nº1 con un fondo, creado por los propios renacuajos, con forma de huevera de cartón, o de dunas del desierto bajo el agua / Aceytuno

Renacuajos, vistos a través del cristal del agua del charco / Aceytuno

Renacuajos, vistos a través del cristal del agua del charco / Aceytuno

En cada depresión, a uno, dos incluso cuatro o cinco renacuajos. Estos son más claros, grandes y pardos que los del charco nº 2. Es curioso porque se diría que estuvieron esperando ambas especies a que pasara el tractor y llegara el agua. ¿Qué hubiera sido de esta suerte de guardería, si no? / Aceytuno

En cada depresión, hay uno, dos, incluso cuatro o cinco renacuajos. Estos son más claros, grandes y pardos que los del charco nº 2. Es curioso porque se diría que estuvieron esperando ambas especies a que pasara el tractor y llegara el agua. ¿Qué hubiera sido de esta suerte de guardería, si no? / Aceytuno

Renacuajos, esta mañana del 27-7-2016 / Aceytuno

Renacuajos del charco nº2, esta mañana del 27-7-2016, más oscuros, escasos y esbeltos que los del charco nº2. Aislados por la tierra, hay una especie en cada charco. / Aceytuno

Camino de mi casa por los campos de hierba con" el bosque que hice", según dicen mis vecinos, al fondo / Aceytuno

Camino de mi casa por los campos de hierba con” el bosque que hice”, según dicen mis vecinos, al fondo / Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *