Este artículo lo ha escrito
Hay 1 comentario en este artículo
  1. ignacio en 6:17 pm

    He leído el relato de los últimos días de tu Padre en “República”.
    Es admirable cómo describes su muerte, la “Hermana Muerte” que decía San Francisco, eso que no es el final, cómo se canta en los funerales, castrenses o no.
    Ahora se encuentra en uno de los barcos grises, rumbo al oeste, hasta que vuelvas a reunirte con él (y con tu perra, y con el colimbo que intentaste salvar, y con todos esos animales que nos has mostrado durante éstos años).
    Mi más sentido pésame, a ti y a toda tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *