Murciélago

CÓMO BEBE UN MURCIÉLAGO

Se podría esperar que un murciélago troglodita, bebiera del rocío de la cueva. Pero no. También cabría pensar que, al tratarse de mamíferos, acudieran los murciélagos a beber a la orillla de los cadozos, como hacen de noche las musarañas en los montes. Pero tampoco. Tal vez, al volar, podrían ir a beber como pájaros a las playas de los ríos, igual que las lavanderas y los mirlos de agua, o posarse al anochecer en los bordes de los charcos de la lluvia, o en los bordillos de las fuentes, como se posan las palomas y los gorriones por el día. Sin embargo, lo más parecido que encontramos a la manera de beber que tiene un murciélago, es el vuelo de las golondrinas y los vencejos, que beben desde el aire. De ahí que al realizar estudios sobre los quirópteros, se pongan para capturarlos sedales paralelos al agua de una alberca, a unos diez centímetros sobre la superficie y, entonces, relata Jesús Benzal, esperan a que vengan a beber en vuelo los murciélagos.

Igual que cuando beben de día las golondrinas, se expanden en el agua oscura las ondas del sorbo que dieron, aunque se hayan marchado.

Mónica Fernández-Aceytuno

ABC, Lunes 22-5-2006

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *