La inmovilidad de los lebratos

La inmovilidad de los lebratos

Estimada Mónica:

Observo la fotografía de los lebratos, de Joaquín, y es asombroso cómo se quedan inmóviles camuflados sobre el terreno, hasta el punto que hace algunos años conseguí fotografiar a una pequeña liebre que se encontraba al pie de una encina, tocándola incluso con la mano. Os dejo la fotografía, es pasmosa la quietud que mostraba el lebrato. Yo creo que es la manera que tiene la naturaleza de demostrarnos su amistad.

Juan Carlos Delgado Expósito

****

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito
Hay 1 comentario en este artículo
  1. Pingback: Precocial y altricial - Aceytuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *