lagarta.

f. Denominación que recibe la oruga del lepidóptero Ocnogyna baetica, además de pelúa.

No por esperada deja de sorprenderme cada año la aparición de las pelúas. O de las lagartas. O, rizando el rizo, de las lagartas pelúas. Como Vd. habrá adivinado, se trata de la Ocnogyna baetica, el más andaluz de nuestros lepidópteros. Hace diez o doce días ví en una cuneta la primera tela de araña en la que brillaban gotas de rocío. Con puntualidad biológica estaban naciendo las pelúas, las llamadas lagartas de las habas por ser ésta la planta que más les gusta aunque no hacen ascos a ninguna otra. Pasan las noches, todavía frías, al abrigo de las telarañas que ellas mismas fabrican y cuando empieza a calentar el sol de la mañana abandonan su refugio para hacer por la vida. Hoy, en un eriazo, cientos de telarañas hacían guiños al sol. Las orugas, con ya casi un cm de longitud, habían abandonado los nidos, a los que volverán al caer la tarde. Ya casi huele a primavera.

Joaquín
Aceytuno.com

Pelúas o lagartas de las habas / Joaquín

Pelúas o lagartas de las habas / Joaquín

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *