Cortó una familia un cedro tan alto que le dio para hacer la tarima, la mesa del comedor de una pieza y toda la carpintería de la casa.

Mónica Fernández-Aceytuno

Cortó una familia un cedro tan alto que le dio para hacer la tarima, la mesa del comedor de una pieza y toda la carpintería de la casa.

Mónica Fernández-Aceytuno

Siempre me ha llamado la atención el crecimiento del año del cedro, como dedos de un verde muy claro saliendo de la oscuridad de las ramas en primavera.

El otro día observé por vez primera sus piñas todavía tiernas, pequeñas aún como dedales.

Gracias por participar en aceytuno.com

Buen día,

Mónica

FOTO: Piñas de cedro en Octubre de 2013

AUTORA:Mónica Fernández-Aceytuno

*****

Cortó una familia un cedro tan alto que le dio para hacer la tarima, la mesa del comedor de una pieza y toda la carpintería de la casa.

Frente al ciprés, que ensalza las líneas rectas de los edificios, el cedro tiene una altura y una caída de ramas que dulcifica la verticalidad de los bloques de viviendas y disimula con elegancia la ropa tendida en las terrazas.

El cedro lo tapa todo. Por aquí hubo un alcalde que se erigió en un parque un monumento a sí mismo…Leer más del Fondo de Artículos LOS CEDROS

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *