Acabo de leer el discurso de Miguel Saenz Sagaseta de Ilúrdoz en su recepción como Académico de la RAE. Interesantísimo.

Joaquín

Acabo de leer el discurso de Miguel Saenz Sagaseta de Ilúrdoz en su recepción como Académico de la RAE. Interesantísimo.

Joaquín

Aunque en la imágen no se distingue bien por falta de contraste, parece como si un loco, en la arena recién planchada y peinada de la magnífica playa de Vistahermosa, se hubiera entretenido en pintar, aprovechando las huellas de las gaviotas, una serie de contradictorias indicaciones de tráfico.

Un abrazo. Joaquín

P.S.:

Acabo de leer el discurso de Miguel Saenz Sagaseta de Ilúrdoz en su recepción como Académico de la RAE. Interesantísimo. Te copio un par de citas que hace del anterior ocupante del sillón (b) minúscula, el Almirante Eliseo Alvarez-Arenas. “Desde hace varios [siglos] el español ha distinguido siempre entre el mar y la mar… El mar es lo inmenso, lo alejado, lo abstracto si se quiere, lo que verdaderamente es en lo cósmico y lo telúrico, en lo bíblico y creacional, en lo teórico e ideal”… La mar es en cambio “lo relativamente reducido, lo dimensionado en física, lo cercano al hombre de mar que distingue entre el mar y la mar… Porque el mar es lo que es; la mar es eso en lo que se está”. Y otra cita: “Lo atántico es bruma y viento duro, agua frecuente y ola larga y poderosa, masa acuosa cansada de recorrer el océano originada en remoto confín; lo mediterráneo es claridad y céfiro blando, lluvia escasa y onda estrecha y empenachada de espuma grácil y ligera, tiempo local de variación rápida” Intentaré este verano leer alguno de los libros del Almirante Académico, especialmente El español ante el mar, de 1969.

Vale. Otro abrazo. Joaquín

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *