Estos pájaros se llamaron aviones mucho antes de que se inventaran las máquinas voladoras con forma de ave. Se mencionan ya a los aviones en el siglo trece, según Francisco Bernis.

Mónica Fernández-Aceytuno

Estos pájaros se llamaron aviones mucho antes de que se inventaran las máquinas voladoras con forma de ave. Se mencionan ya a los aviones en el siglo trece, según Francisco Bernis.

Mónica Fernández-Aceytuno

Este fin de semana, entramos al que fuera el colegio de mi marido, donde en lo alto, bajo una cornisa, había unos aviones que habían anidado aprovechando, imagino, el barro del patio del recreo.

La foto que adjunto, es de otra observación, del alero de una casa en Córdoba, donde los aviones habían, también, anidado. Me he acordado de ellos al leer esta mañana a Edith Holden, cuyo libro siempre abro por el mes que vamos estrenando, en esta ocasión junio, donde dice: “Es muy bonito ver a los aviones comunes en medio del camino dedicados a coger barro para sus nidos. Con sus cortas patitas emplumadas parece que lleven calcetines blancos.”

Me pregunto por qué tienen los aviones plumas en las patas. Tiene sentido en los lagópodos, las perdices nivales para protegerse del frío. Pero ¿y los aviones comunes? ¿Para que les sirven sus patas emplumadas?

En cualquier caso, el término avión, con otros, irá hoy al diccionario de la Naturaleza.

Muchas gracias por participar con vuestra mirada en aceytuno.com,

Mónica

Estos pájaros que tanto brillan de azul oscuro y de blanco se llamaron aviones mucho antes de que se inventaran las máquinas voladoras con forma de ave. Se mencionan ya a los aviones en el siglo trece, según Francisco BernisLeer más del Fondo de Artículos EL AVIÓN Y LOS PASAJEROS

****

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *