Me encanta ir a Lorbé a tomar mejillones de batea donde comimos, además, el menú de los marineros.

Mónica Fernández-Aceytuno

Me encanta ir a Lorbé a tomar mejillones de batea donde comimos, además, el menú de los marineros.

Mónica Fernández-Aceytuno

Me encanta ir a Lorbé a tomar mejillones de batea donde comimos, además, el menú de los marineros.

De segundo había “lirios” y hasta que no trajeron el pescado no supe qué era. Resultaron ser lo que la abuela de mi marido llamaba bacaladillas, y que nos pusieron, igual que ella, rebozados.

Me hace mucha ilusión incluir el nombre de lirio, como pez, en el diccionario. Como estoy de vacaciones, quiero aprovechar estos días de descanso para trabajar más con las palabras.

Os agradezco mucho vuestras sugerencias.

Con el cansancio dulce del mar, hasta mañana,

Mónica

También las rías brillan ahora con un azul muy claro y muy limpio, como si los ciclones no hubieran arado sus aguas, y en la tranquilidad de las bateas bajo las que viven, amarrados a las cuerdas, los mejillones, se posan a pescar las garzas, mientras al abrigo de los puertos nacen los alevines de los mújoles…Leer más del Fondo de Artículos GALICIA

****

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *