Primeros lebratos de la temporada

Primeros lebratos de la temporada

Ayer (N.de la R.:por anteayer) ví en el campo muchas primeras cosas: la primera flor de un cerezo, la primera flor de un peral y las primeras lebriecillas de la temporada. Te adjunto su fotografía. En una cama muy poco elaborada descansan dos lebratos de pocos días. Sobre uno de ellos he colocado una moneda de un euro para que sirva de comparación. Aunque tenían los ojos cerrados y todavía no andaban, se dieron cuenta inmediatamente de mi presencia y erizaron el pelo. No es habitual que las liebres tengan juntas a sus crías en una misma cama. Lo normal es que las crien en varios sitios que la madre recorre sucesivamente para alimentarlas y así repartir el riesgo de que sean localizadas por sus predadores. De hecho, a unos diez o doce metros de distancia encontré un tercer hermano.

Un abrazo. Joaquín

****

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito
Hay 2 comentarios para este artículo
  1. Pingback: La inmovilidad de los lebratos - Aceytuno
  2. Pingback: Precocial y altricial - Aceytuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *