gándara.

f. Maleza y, por extensión, terreno abandonado e inculto, asilvestrado, por lo general llano. También se aplica para la tierra pantanosa o arenosa, de escasa productividad agrícola.

El carro se atascaba, y las mulas, bajo el estallido del látigo, tendían la cerviz, agitadas las orejas. Al doblar la revuelta de Cueva Mayor, divisaron resplandores de lumbre sobre la nieve, y una pareja de hombre y mujer calentándose en la boca del socavón. Antes de llegar al carro, aquellas dos figuras de mal agüero se pusieron de pie, y por un atajo, a través de la gándara, desaparecieron.

“El resplandor de la hoguera”
Ramón del Valle-Inclán

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *