endémico, ca.

Se dice de lo que es propio de manera natural de un lugar.

*****
Estos ríos desbordados, de chopos con los pies empapados, de árboles que por fin se ven en el río después de tanto rumor de hoja y de agua, ¿llamándose?, de peces perdidos por los campos. Entre las especies que más se aferran al cauce, está curiosamente la carpa, el pez que más ha viajado por el mundo. De origen asiático, vive hoy en más de sesenta países de los cinco continentes, y vive mucho, ya que en Cyprinus carpio se ha observado una duración de vida de cuarenta y siete años, aunque casi siempre haya sido introducido en el Danubio, en el siglo I, por los romanos, y en España, durante la dinastía de los Habsburgo. También el barbo, al estar en el fondo, tiene más probabilidades de quedar en el cauce, a pesar de las riadas. Pero según Adolfo de Sostoa, ictiólogo, hay peces que van a verse desplazados del cauce del Ebro estos días, hacia las orillas asfaltadas de las calles, hacia los sembrados o las huertas plantadas de alcachofas, hacia los columpios de los niños. Entre ellos, la madrilla, como una bandada de pájaros, al ser un pez muy gregario, y la bermejuela, que esta sí que es una especie endémica. Cuando las aguas vuelvan a su cauce, ¿se acordará el río de recoger sus peces de las orillas?

Mónica Fernández-Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *