Eleonora

Eleonora

Me impresionó ayer ver este mapa con la ruta de ida y vuelta del Halcón de Eleonora marcado con GPS por la Universidad de Alicante en las islas Columbretes. Es un halcón que siempre me ha intrigado, y aún más la vida de su protectora, Eleonora D´Arborea, con las leyes que dictó en el año 1381.

ELEONORA

Como el bajo de una falda que se descose al tirar de un transparente y finísimo hilo, así se desdoblan en zigzag, se caen, de la forma más tonta, las cosas de la naturaleza.

Eleonora D´Arborea fue una heroína, una princesa sarda que desde 1381 dictó leyes como la Carta de Logu, o como las leyes protectoras sobre la anidación de aves de presa. Dedicado por Gené, un halcón lleva su nombre: Eleonora (Falco eleonorae) que hoy estará sobre Cerdeña trazando círculos sobre el mar como hace más de seiscientos años, en este otoño que ya clarea. A diferencia de otras aves, el halcón de Eleonora cría tardísimo, el otoño es para él la primavera, porque se alimenta de las aves de paso. Un experto en este halcón, Joan Mayol Serra, ha descubierto que si bien no son capaces de cazar sobre el mar a las golondrinas, por su errático vuelo, que parece la golondrina, más que un pájaro, mariposa, sí llega a apresar a los vencejos, pero no a los adultos sino a los pollos que nacieron este verano sobre el tráfago de las ciudades, en nidos de hierba y saliva.

Hasta hace treinta años, en Ibiza, se cocinaba un arroz con las crías del halcón de Eleonora. Los hombres, por cazarlos, se despeñaban. Le faltó aquí su princesa al halcón. Pero hoy que está afortunadamente protegido, ¿qué será de los vencejos?

Mónica Fernández-Aceytuno
ABC, 23-9-2002

El vencejo y la luna / Aceytuno

El vencejo y la luna / Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito
Hay 1 comentario en este artículo
  1. Joaquin en 7:03 pm

    En Mozambique existe la creencia de que las libélulas van y vienen de la India al mismo tiempo que las aves insectívoras a las que sirven de alimento durante el viaje. Es posible que en la emigración las acompañen también aves de presa que a su vez se van alimentando de las insectívoras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *