bambú.

m. Planta de la familia de las gramíneas del género Bambusa, entre otros, que se caracteriza por el rápido crecimiento de sus tallos y por su tardía floración al unísono además de por sus frutos como sonajeros. Sus turiones se diría que caminan bajo tierra y pueden llegar a abrirse paso, hacia la luz, rompiendo el cemento para llegar a formar en ocasiones verdaderos bosques de bambúes que se inclinan igual que un trigal, su familiar, con el viento.

El techo de la recién estrenada Terminal de Barajas, es de bambú, que no es un árbol sino la hierba que crece a más velocidad del mundo. Cuando salen los turiones, que son esos vástagos del bambú que emergen de la tierra, pueden llegar a crecer un metro en sólo unas horas, treinta metros en un mes y medio. La hierba de acero, llaman al bambú por su resistencia. Y no es más que una gramínea, como la avena o el trigo, llena de misterio. Dicen que representa las mejores virtudes del hombre: la flexibilidad y la constancia. Sus semillas, son las más bonitas que he visto en la vida: con forma de frambuesa, el color de la madera, y el tamaño y el sonido de un sonajero. Cuenta Miguel Delibes de Castro en «Vida» que en China los bambúes no florecen hasta pasados al menos treinta años y, entonces, todos juntos, repentinamente, mueren. Como si lo que llevara dentro se reflejara afuera, las curvas del techo de la nueva T4, recuerdan vistas de lejos a los hombros de un pájaro cuando vuela, o al movimiento ondulado de un bosque de bambúes antes de dar sus primeras y últimas flores.

Mónica Fernández-Aceytuno
ABC, 6-2-2006
Aceytuno.com

Bosque de bambú negro del Balneario Dávila de Caldas de Reyes / Joaquín

Bosque de bambú negro del Balneario Dávila de Caldas de Reyes / Joaquín

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *