arar.

Abrir de nuevo la tierra para que vuelva a empezar.

*****

Está la tierra como si no hubiera sido nada nunca, peinada en surcos. Arar es una suerte de principio. Desde muy temprano y hasta muy tarde todo es ruido de tractor que va y que viene. El trabajo de los labradores está tan adaptado a la luz como las plantas que siembran.

Mónica Fernández-Aceytuno

Tierra de Manuela arada con burra el 1-7-2016 / Aceytuno

Tierra de Manuela arada con burra el 1-7-2016 / Aceytuno

Siguiente Post:
Post anterior:
Este artículo lo ha escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *